ANA MARÍA CAMPOS, LA HEROÍNA




1796, nace en Los Puertos de Altagracia, estado Zulia, Ana María Campos, heroína de la Guerra de Independencia y valiente altagraciana de una importante familia de patriotas.

En septiembre de 1822, Morales entra triunfalmente a Maracaibo y fue Ana María Campos quien lo enfrentó, lo que motivó a los esbirros españoles la hicieran víctima de crueles azotes por las calles de Maracaibo, montada sobre un asno semi desnuda y bajo el látigo infamante del africano Valentín Aguirre, pero ella fuerte y valiente gritaba dirigiéndose al Jefe Realista:

"He dicho, señor, que dada la justicia de los patriotas americanos, los poderosos recursos con los que cuenta, la actitud imponente del intrépido Padilla y el cerco de acero que por doquier os amenaza, si no capitula, monda".

La heroína quería decir con esto, según el modismo de la época, que si Morales no entregaba la plaza, allí perecería.

El 24 de julio de 1823 se selló definitivamente la Independencia de Venezuela con la Batalla Naval del Lago, y el 3 de agosto de ese mismo, Morales firmaba su Capitulación en Maracaibo, cumpliéndose así las palabras proféticas de la altagraciana Ana María Campos y el deseo de todos los zulianos. Pero a consecuencia de aquel suplicio que vivió nuestra heroína, murió cinco años después.

En el municipio Miranda del estado Zulia, el bicentenario de su nacimiento fue un acontecimiento cultural, donde se realizaron numerosos actos, publicándose libros biográficos y creándose la Orquesta Ana María Campos.



APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.